• Un año más el Reto Pelayo Vida celebra la consecución del objetivo, llegando a un destino único y especial en su séptima edición, un paraje casi virgen e inexplorado. Está nueva edición no ha estado exenta de las complicaciones generadas todavía por la pandemia, por ello hemos seguido mantenido todos los protocolos sanitarios, primando por encima de todo la salud de nuestras expedicionarias.

 

 

 

  • Después del paréntesis del año pasado, dónde por la complicada situación que se vivía a nivel mundial, se decidió celebrar en territorio nacional, este año hemos retomado las expediciones a lugares únicos y alejados de nuestras fronteras, en concreto, al Paralelo 66 Norte, entrada a uno de los parajes más extremos y vírgenes que aún queda en el planeta, el Círculo Polar Ártico.

 

  • El pasado 10 de septiembre partieron desde el puerto de Vigo, alcanzando el objetivo el día 23 de septiembre. Un total de 14 días de travesía náutica, completando sin apenas escalas 2.500 millas, y donde se han tenido que enfrentar a temperaturas bajo cero, icebergs y hielo, sin ayuda exterior, a través del océano Atlántico y Ártico./li>

     

                                                                  


  • En esta ocasión contaron con un barco de 77 pies de eslora, elegido especialmente para aguantar las extremas condiciones meteorológicas, con un casco muy reforzado para soportar el impacto del hielo. Y con Diego Fructuoso, ex regatista profesional y entrenador olímpico, como Director Deportivo.

  • ¡¡¡Enhorabuena a nuestras expedicionarios por el éxito del Reto¡¡¡¡